La Fórmula

 Nuestra valoración se realiza de forma objetiva, siguiendo los criterios fijados por normas técnicas y de forma independiente. No recibimos ningún tipo de financiación de marcas de alimentación animal.

La Fórmula

Para calcular la fórmula hemos tenido en cuenta 3 parámetros distintos: El procesado, la composición analítica y la calidad de la materia prima.

El procesado (20%):

La calidad del alimento puede variar considerablemente según el tipo de procesado que reciba la materia prima. Valoramos el tipo de procesado, la biodisponibilidad y la calidad final del alimento, según se realice extrusión, prensado en frío, pasteurizado, o se trate de alimento natural cocinado o congelado. 

Composición analítica (30%):

Para analizar la composición analítica, partimos de la información sobre ingredientes que consta en el etiquetado de cada producto. Para poder comparar productos de distintas categorías, utilizamos el siguiente proceso:

  • Transformamos los valores de Materia Fresca a Materia Seca -> 100% – Valor Humedad que aparece en el etiquetado del alimento = Materia Seca (MS)
  • Calculamos el porcentaje del nutriente (proteína, grasa, etc.) en base a MS -> % Nutriente/MS*100 = % del nutriente.

Una vez tenemos los valores que nos permiten hacer una comparación objetiva entre productos de distintas categorías, analizamos los valores de los nutrientes según los estándares de la European Pet Food Industry Federation (FEDIAF), teniendo en cuenta sus necesidades de especie y la ingesta diaria recomendable para una alimentación equilibrada.

  • Proteína bruta: Debe estar entre unos valores mínimos del 16% y el 24%
  • Fibra bruta: Debe estar entre unos valores mínimos del 10% y el 20%
  • Grasa bruta: Debe estar entre unos valores máximos del 16% y el 24%
  • Ceniza bruta: Debe estar entre unos valores mínimos del 8% y máximo del 32%
  • Carbohidratos: No se nombran en el reglamento de la FEDIAF, aunque no debe ser la principal fuente de energía en perros y gatos. y muy a menudo aparecen en proporciones de hasta el 70%.

Calidad de la materia prima (50%):

Muchas veces la información sobre la calidad de la materia prima es difícil de interpretar, pues se utilizan palabras y conceptos muy generales y poco específicos. Pero en Sappi tenemos una solución para esto:

Sabemos que las materias primas de un alimento deben ser nombradas en orden decreciente en la composición del producto (Artículos 16.1 (a) y 17.1 (e) Reglamento 767/2009 de 13 de julio del Parlamento Europeo y del Consejo).

También sabemos que cuanto más fresco un alimento, mayor es la biodisponibilidad de todos sus nutrientes, y en consecuencia es menos la necesidad de añadirlos de manera artificial.

Estos factores nos permiten analizar la calidad de los ingredientes, dándole un mayor valor a aquellos de calidad superior (alimentos frescos y de clara procedencia) y penalizando aquellos de baja calidad (harinas y subproductos).  

¿Qué pasa si hay un error en el sappiscore?

De momento, contamos con más de 5000 productos en Sappi App, y cada día son más. Esto quiere decir que nuestros expertos en datos han procesado una cantidad ENORME de información para poder generar el score de estos productos, y en alguna ocasión puede haber un resultado que no se corresponda a la valoración real del producto. Cualquiera que tenga dudas sobre la información reflejada respecto a un producto (incluyendo los propios fabricantes), puede escribirnos a producto@sappi.app y estaremos encantados de revisar si los datos que manejamos son correctos.

 

¿Faltan productos?

Si eres una marca y ves que no están todos tus productos, ayúdanos a hacer más grande y mejor nuestra base de datos contactando con nosotros a través de producto@sappi.app.

¡Te lo agradeceremos y te lo agradecerán!

 

¡Importante! Cada animal es un mundo…

El objetivo de Sappi es ayudar a tomar decisiones informadas acerca de las opciones existentes sobre alimentación natural, pero después cada responsable o profesional valorará cuál es la comida más conveniente para ese perro o gato y sus necesidades particulares.

Siempre que se realicen cambios importantes en la alimentación de un animal, es recomendable que sean supervisados por un profesional especialista.

 

 

 

¡Conviertete en un #sappier, descarga la App!